Crónica de las Jornadas de traducción y técnicas para la supervivencia profesional de la Universitat d’Alacant

Artículo escrito por María Pardo Utiel y corregido por Inmaculada Coloma Sancho.

El lunes 13 de marzo se abrían las puertas del Aula Magna en el Edificio de Geografía de la UA para dar comienzo a las Jornadas de Traducción y Técnicas para la Supervivencia Profesional. Poco antes de las 9 h, los primeros asistentes tomaban asiento y esperaban a que comenzasen las charlas mientras las compañeras colaboradoras de AETI repartían obsequios en la puerta del aula.

Tras esperar 10 minutos de cortesía, el decano de la facultad abrió el acto recordándonos la importancia de saber buscar a la hora de salir de la universidad y presentando la jornada. Justo después, Claudia y Zaira, las vocales de AETI que se encargaron de organizar el evento, presentaron la asociación y mencionaron algo que me gustaría incluir en esta crónica: el año que viene la UA se queda sin vocales. Esto significa que este tipo de actividades ya no tendrán organizadores y la UA no contará con el puente que son nuestras compañeras entre la asociación y los estudiantes, por lo que si estás interesado en ser vocal puedes contactar con ellas. Dicho esto, prosigamos con la jornada:

Las ponencias de la mañana comenzaron con Beatriz Folcó, que nos habló sobre los traductores jurados de francés. Beatriz Folcó cursó sus estudios en la Universidad de Alicante y formó parte de la primera promoción. Desde el año 2011 se dedica a tiempo completo a la traducción e interpretación jurídica. Nos aconsejó presentarnos al examen de traductor jurado cuanto antes, al menos para verlo, y nos animó diciendo que si apruebas el examen es más que posible que trabajes como traductor jurado.

 Como en cualquier especialidad, al salir te debes hacer con una cartera de clientes y lo ideal sería que fuesen clientes directos. Para conseguirlos, debemos crearnos un perfil profesional mediante la creación de una página web, un buen CV… También mencionó la utilidad del envío de nuestro CV, la creación de un perfil en páginas de ofertas de trabajo y el darnos visibilidad en jornadas, charlas o eventos. Después de esta breve introducción pasó al tema de las tarifas, recordó la importancia de no aceptar unas tarifas bajas por el bien propio y, por supuesto, por el de todo el gremio. También es aconsejable tener una tarifa mínima y saber «educar» al cliente, haciéndole saber en este caso que el asesoramiento del traductor es meramente lingüístico y no jurídico.

La siguiente ponencia de la jornada vino de la mano de María Dolores Fernández Gil, licenciada en Traducción e Interpretación, con su cuarto año de licenciatura cursado en el Sprachen und Dolmetscher Institut de Múnich. Cuenta con la especialidad «técnica» reconocida por el Estado federado alemán de Baviera y un Máster en Traducción Médico-sanitaria. María Dolores nos habló de cómo abrirnos hueco como autónomos al acabar la carrera y la importancia de las prácticas para ganar experiencia. Para abrirnos hueco, nos aconsejó la creación de un buen CV, una imagen profesional, y el atrevernos a traducir textos especializados que nos hagan destacar (como la automoción en el caso de la traducción DE-ES). Además, también es útil tener a mano a conocidos que sepan más que nosotros y no esclavizarse con las tarifas, ya que es preferible crearnos una cartera de clientes de forma lenta pero firme.

En lo que respecta al perfil profesional, recalcó la importancia de la adquisición de conocimientos técnicos; la familiarización con la terminología DE-ES mediante cursos, glosarios, literatura técnica o textos paralelos; la creación de relaciones con clientes fuera de España; la importancia de la retroalimentación con nuestros clientes y el ofrecer calidad siendo conscientes de lo importante que es revisar.

Tras una pausa para el café, Almudena Grau nos habló sobre la gestión de proyectos. Licenciada en empresariales, después de ejercer como Project Manager durante cinco años en una empresa de traducción y localización en Washington DC, optó por cambiar su residencia a España y comenzar su carrera como traductora freelance en 2008. Nos presentó el puesto de gestor de proyectos como el de «capitán de un barco», que delega y coordina las actividades, lidera y guía a su equipo y ayuda y asesora a sus clientes. Ella, como gestora en M² tenía a su cargo un equipo de ingenieros, diseñadores gráficos, revisores in-house, encargados de audio y subtitulación y traductores externos.

A la hora de abordar un proyecto como GP, es importante seguir unos pasos para que todo vaya correctamente y, en el caso de que el proyecto no vaya bien, recalcó la necesidad de hacer una reunión post mortem con la finalidad de analizar los errores y que no se vuelvan a repetir. Un GP debe cumplir con ciertas cualidades como la organización, saber anticipar y resolver problemas, ser capaz de comunicarse con los clientes y el equipo y saber cuidar a sus miembros, ya que el éxito o el fracaso del proyecto depende de ellos.

La última charla de la mañana vino de parte de Sonia Candela, que nos habló de fiscalidad básica para traductores. Sonia es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Alicante y Traductora Jurada de alemán y español, y tras unos años trabajando como traductora en plantilla, decidió convertirse en autónoma. En su ponencia nos explicó con detalle los pasos a seguir a la hora de hacerse autónomo para facilitarnos la asimilación de todo el proceso de papeleo que conlleva. Aquí dejamos el enlace a su Power Point para que accedáis a él: https://dl.dropboxusercontent.com/u/87460736/Fiscalidad%20b%C3%A1sica%20para%20traductores_Sonia%20Candela.pdf

Con Sonia acabó la mañana de jornadas y, después de unas horas para comer, a las 4 h llegó el momento del taller de MemoQ impartido por Jordi Bacells. Licenciado por la Universidad Jaume I y con un Máster en Localización por la University of Limerick, Jordi ahora traduce automoción, ingenierías varias, farmacia, informática y otros campos, pero tiene experiencia como gestor de proyectos, jefe técnico y corresponsable de calidad en plantilla. Durante un par de horas, Jordi explicó las funciones de MemoQ en una de las salas de ordenadores del Edificio de Geografía, en un taller bastante entretenido en el que los alumnos se animaron a realizar preguntas y «trastear» con el programa.

Con el taller finalizó la fantástica jornada, muy útil para todos y en la que abundaron los buenos consejos a la hora de salir al mercado, ese momento que a los estudiantes nos causa tanto terror y que los ponentes ayudaron a suavizar.